Menu

Olla Express

Todo lo que debes saber sobre ollas express

Una guía para emplear tu Olla Super-rápida de forma segura

December 12, 2014

Las ollas super rápidas hoy en día ya no son más unos objetos peligrosos llenos de pequeños piececitas de los que dependía su seguridad de empleo. Aparte de la ventaja de ser absolutamente firmes, podrás ver durante este artículo que resultan extraordinariamente fáciles de manejar.
Veamos uno por uno los pasos que se han de dar.

1.
El llenado de tu olla express
Para comenzar necesitas llenar tu olla superrápida con los alimentos que gustas de recocer así como la cantidad justa de agua la cual vale para cocinarlos. Mucho ojo con olvdiar el agua de cocción pues realmente viene a ser nuestro primordial método de seguridad. Si no hay agua, las comidas acabarán achicharradas en poco tiempo.
Mirando en el interior de la olla te darás cuenta de que que existen unas inscripciones horizontales. Hay una marca de mínimo aproximadamente entre la tercera parte y 1 medio de la altura interior y otra marca de máximo, ubicada en los 2 tercios de su altura. La elevación que han de alcanzar los víveres y el agua ha de estar justo entre esas 2 indicaciones.

2.
Cerrar una olla super-rápida
Confirma que la cobertera de tu olla rápida posee la goma de sellado en perfectas condiciones y situada correctamente. Ajusta los rebordes de tu cazuela justo encima de las pestañas de la tapadera y una vez que compruebes que se han ensamblado, gira la cobertera hasta ubicar su asidero alineado con la empuñadura de la olla super rápida. En los casos de ollas a presión con orejuelas el método es igual.
Cuando ya hayas hecho esto una vez completamente, podrás ver que viene a ser considerablemente fácil.
Inmediatamente después sitúa el nivel de presión idóneo para tus víveres. El nivel con menos fuerza resulta óptimo cuando hierves las verduras, grano, espaguetis y pescado por otro lado el nivel superior es adecuado si cueces carne del día, habichuelas, lentejas, garbanzos y todo tipo de alimentos más consistentes en términos generales.

3.
Calentar la olla rápida
Si la olla rápida está perfectamente cerrada podrás observar que ahora no es posible abrirla salvo empleando la pestaña para abrir. Ha llegado el momento de poner la olla al fuego. Ponla al máximo de velocidad hasta que se desplace hacia arriba el indicador de presión y luego empiece a arrojar muy poco a poco vapor de agua. Como verás, ello significa que tu olla a presión ha logrado la presión mínima adecuada y, con ello, el nivel de temperatura deseado. Este es el momento en que empieza a contar el lapso de tiempo indicado.
Si ha subido la válvula puedes cerciorarte de que no se puede desajustar la olla superrápida, aún incluso utilizando el botón de apertura.



4. Dejar que se enfríe nuestra olla
Si ha terminado el lapso de tiempo indicado ha llegado cuando debes de esperar a que enfríe la olla rápida. No es aconsejable bajo ningún concepto enfriarla utilizando el agua del grifo. Aguarda a que se enfríe lejos de la hornilla hasta que veas cómo cae el indicador de presión. Si prefieres reducir el tiempo de este proceso, podrías usar el nivel de expulsión de vapor, ubicada entre los niveles de presión de la olla rápida.
Ten cuidado con el vaho que sale, puesto que puede quemar.



5.
Destapar nuestra olla super rápida
Cuando ha caido la válvula de presión ya podrías desbloquear y destapar tu olla superrápida sin problemas. Cuando el mecanismo ha descendido quiere decir que no hay presión alguna dentro.
Comprueba de qué forma han quedado tus alimentos y... ¡a por ellos!

Visita la página de Ollaexpress.net 

Go Back

Comment